viernes, 5 de octubre de 2007

APRENDIENDO A AMAR... ACEPTANDO LA AUSENCIA DE NUESTRO HIJO/A

Avanzando en la elaboración positiva del duelo se modifican los preconceptos. Al principio creíamos que sufríamos porque nuestro hijo había muerto, aún creyendo por la fé en su resurrección. Hoy sabemos que la verdadera causa de nuestro sufrimiento es su alejamiento de nosotros. El sentimiento que aflora es "extrañeza". Nos domina la pena de la separación. Amar es dar, sin esperar recibir nada a cambio. ¿ Es el AMOR a nuestro hijo lo que nos mueve a sufrir o es nuestro egoismo por no poder verlo crecer, disfrutar de la vida, por no poder recibir de el gratificaciones como pdres? El que ama deja en libertad al amado,"respetando" su muerte y su nueva vida. ¿No pretenderemos manipular a nuestros hijos para que hagan todo aquello que nos satisfaga? ¡Qué fácil es proyectarnos en ellos! ¡Cuántos Padres protegen a sus hijos "por amor" y lo único que logran son personas sumisas y débiles!Cambiemos nuestros apegos por amor verdadero. Aprendamos a amar a nuestros hijos dejando que vivan su propia vida. Aprendamos a amar a nuestro hijo muerto a través de la fé en la vida eterna. Sólo así podremos gozarlo y lograr nuestra paz interior.
Elaborado y adaptado por Yuraima Martini
Volver a vivir grupo de apoyo y ayuda mutua para padres y madres que han sufrido la muerte de un hijo/a.
Fuente: Libro Renacer en el Duelo por Mateo Bautista,Nora y Daniel Sitta.Editorial San Pablo.

1 comentario:

Maria Jose dijo...

Me imagino que el dolor mas grande es la perdida de un hijo. Yo no tengo hijos, pero perdi a mi madre que era lo mas grande que tenia y desde hace 8 años mi vida cambio 360 grados. He estado sumida en la mas grande depresion, y luego sucesivamente otras mas leves, pero repetitivas . He estado en terapia y tratamiento psicologico, pero creo que no puedo estar atada a pastillas de por vida, que tiene que haber otras alternativas y no las veo. Quede sola a cargo de mi padre que actualmente tiene 83 años, no tengo paraja, ni hijos, y una sola hermana mayor que no se ocupa casi de nuestro padre. Tuve noticias de Ustedes por un programa de television y no se si podrian ayudarme de alguna manera, vivo en Valencia, Estado Carabobo no se de otros grupos que apoyen en la perdida de seres queridos. Me gustaria que me contestaran. Gracias y que Dios los Bendiga.
Maria Jose